María Alejandra Villanueva es una de las jóvenes líderes de la Sociedad Peruana de Síndrome de Down. Desde hace cinco años, ella trabaja con perseverancia en la defensa del derecho al voto de las personas con discapacidad, después de que casi le impidieran sufragar en 2010. Su desempeño ha sido reconocido tanto en nuestro país como en el exterior y, en la actualidad, continúa luchando para que se respeten sus derechos.

 

¿Por qué defiendes el derecho al voto?

Porque es nuestro derecho. En 2010 mi DNI había vencido. Entonces, fui a la Reniec con mi mamá para que me dieran uno nuevo; pero cuando me di cuenta, no tenía número de votación. Así que reclamé, porque no me pareció justo. Al final, logré que me dieran un DNI nuevo con mi grupo de votación.

¿Cómo reaccionaste?

Cuando fui a la Reniec, había una orden que no permitía votar a las personas con discapacidad y, por eso, no me asignaron un número de votación. Primero hablé con el jefe de la Reniec para que colocara mi grupo de votación en mi DNI. Luego me acerqué a la Defensoría del Pueblo y escribieron una queja formal para que las personas con discapacidad puedan votar.

¿Solo te apoyó la Defensoría?

No, también la Sociedad Peruana de Síndrome de Down (SPSD). Junto con la Defensoría, ellos también fueron y se quejaron  a la Reniec.

¿Cómo te  convertiste en líder de la SPSD?

Fui a la sociedad e hice un casting y me eligieron. Además, me ayudó mi trabajo a favor del derecho de voto.

Como lideresa de la SPSD, ¿qué actividades realizas?

Actualmente, estudio liderazgo en la sociedad y participo en conferencias sobre temas de discapacidad. En la última que fui, hablé específicamente del derecho de voto en las mujeres con discapacidad. También ayudo en otras charlas, la mayoría relacionada con el tema del derecho de voto.

¿Has recibido algún reconocimiento por tu trabajo apoyando el derecho de voto?

Sí, en 2012 recibí el premio Lima Warmi. Me dieron ese premio por mi labor para que se cumplan los derechos de las personas con discapacidad. Ese mismo año me otorgaron el premio por el Día Internacional del Síndrome de Down 2013, donde destacaron mi participación a favor del derecho de voto para personas con discapacidad.

¿Cómo lograste participar las Naciones Unidas?

Recibí una invitación para asistir a una conferencia en Panamá y dar un discurso. Fui como representante de  la SPSD  Allí yo reclamé para que las personas con discapacidad, no solo en en el Perú sino en todas partes, puedan votar.

Además de la SPSD, ¿te dedicas a otras actividades?

Sí, pertenezco al elenco de teatro de la Universidad César Vallejo

¿Fue fácil ingresar?

No, porque era la primera vez que una persona con síndrome de Down se presentaba al elenco. Al principio los profesores no estaban seguros de si era una buen idea. Ellos tampoco sabían cómo enseñarme actuación. Le preguntaron a mi mamá si de verdad estaba segura de participar en el elenco, pero ella les dijo que me preguntaran a mí porque yo tomo mis propias decisiones. Finalmente, los profesores me aceptaron y no he tenido ningún problema.

¿Te gusta ser líder?

Sí, porque puedo estudiar lo que quiero, pero, sobre todo, es un lugar donde puedo ayudar a otras personas con discapacidad y que entiendan que nosotros tenemos los mismos derechos que todo el mundo.

Ya estamos cerca de las próximas elecciones, ¿has dado alguna charla sobre el tema?

Hasta el momento, solo una presentación dirigida a las mujeres, pero haré otras más adelante.

¿Ya tienes tu candidato?

Sí, hace tiempo lo elegí (risas).

¿Cómo te informas para conocer sus propuestas?

Leo y veo los noticieros. Lo hago yo misma, no me gusta que otras personas me digan por quién debo votar.

¿Las personas con discapacidad también pueden apoyar una campaña electoral?

Claro que sí. Yo tengo una compañera que trabaja con PPK en su campaña electoral. Además, el artículo 29 sobre participación en la vida política y pública afirma que las personas con discapacidad podemos trabajar activamente en campañas electorales. Es nuestro derecho.

¿Te gustaría apoyar en una campaña?

Sí me gustaría participar en la campaña electoral de mi candidato. Tengo muchas ideas que me gustaría decirle. Hasta he pensado cómo se las explicaré, pero espero la oportunidad para hacerlo en persona.

¿Hasta cuándo piensas continuar con esta labor?

No lo sé. Pienso seguir siendo lideresa de la SPSD. Me gusta ayudar a las personas y que conozcan sus derechos.

Anuncios