El periodismo es una de las profesiones más sacrificadas y criticadas. Aunque es considerado como el ‘cuarto poder’, desde hace algunos años se le ha acusado de no ejercer bien su labor de investigar, de no informar temas relevantes para la opinión pública y, a los medios, de estar aliado a partidos políticos o empresas.

Para abordar estas complejidades en el ejercicio del periodismo,  la Universidad Antonio Ruiz de Montoya programó el conversatorio ‘Gajes del oficio’, uno de los paneles más esperados del Tercer Festival de Periodismo, con la participación de Edmundo Cruz, periodista de investigación de La República, y Rosa María Palacios, abogada y entrevistadora.

Ambos, desde su experiencia, hablaron sobre la independencia del periodista, la ética y el compromiso con la verdad, y cómo la concentración de medios afecta la actividad del periodista.

“El primer gaje del oficio (del periodista) es que, probablemente, se quede sin trabajo por ser independiente, por decir la verdad”, señaló Palacios, al inicio del conversatorio. Ella, que ha trabajo para América Televisión, Radio Programas del Perú, radio Capital y radio Exitosa,  comentó cómo había sido despedida en varios de estos medios solo por cuestionar a un político. “A nadie la despiden de un trabajo donde le está yendo bien y, al poco tiempo, la vuelven a botar de otro medio donde le está yendo mucho mejor”, observó Palacios.

A raíz de estos despidos, ella se convirtió en una periodista independiente, creó un blog donde ahora puede escribir y, aunque a muchísima gente le molestan sus columnas, no la pueden botar porque ella es la dueña del sitio web.

“Las presiones siempre están ahí, el problema es qué haces tú con ellas. Si tú les haces caso, si estás pendiente de eso, vas a hacer un pésimo periodismo. No hay que hacerles caso”, señaló Rosa María Palacios.

Sobre la inestabilidad en la profesión, Edmundo Cruz comentó que en los años noventa él tuvo que renunciar, obligado, a la revista Sí, que fue censurada por el gobierno de Alberto Fujimori. También relató como en cada diario o revista a las que iba a trabajar, como los diarios El Mundo y El Sol, militares y representantes políticos intentaban censurar sus investigaciones. “Cuando se es un periodista profesional, de vocación, éste sabe defender su independencia y abrirse campo”, señaló Cruz.

Otro aspecto que resaltó Cruz fue la posición del periodista frente a su público y los valores con los que cada periodista cuenta para afrontar situaciones donde hay presión de otros intereses.

“La verdad no está en un solo sitio, hay que saber encontrarla en los hechos, en la práctica de ir a buscar y decir la verdad cuando has comprobado que es cierto, no cuando solo hay una fuente”, enfatizó.

Anuncios